Ante los graves hechos ocurridos el domingo próximo pasado durante el frustrado clásico del fútbol uruguayo, el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado, DECLARA: 

1°) Que ha quedado demostrado que la estrategia del Ministerio del Interior respecto a la violencia en el futbol ha fracasado.

2°) Que al renunciar al uso de las legítimas atribuciones que le confiere la ley para el cumplimiento de su deber de mantener el orden público, el Ministerio del Interior ha generado un vacío de poder, que ha sido ocupado por “Barras Bravas”, que se han sentido objeto de reconocimiento institucional por el equivocado procedimiento de cederles la “custodia” de la seguridad en el interior de los escenarios deportivos.

3°) Que estas personas, ante el intento (fallido) de retomar el control de la situación por parte de las autoridades, han realizado un ejercicio de violencia que desafió en esencia a las instituciones de la República.

4°) Que la gravedad de la situación hace imperioso que todos los actores involucrados asuman sus respectivas responsabilidades y aúnen esfuerzos para devolverle al fútbol su característica de espectáculo deportivo para toda la familia, evitando que siga siendo un ámbito propicio para la delincuencia común.

5°) Que este nuevo fracaso en las políticas de seguridad implementadas por el Ministerio del Interior ratifica al Partido Colorado en la opinión, manifestada incluso en el marco del diálogo por seguridad convocado por la Presidencia de la República, de que resulta imprescindible la renuncia del Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para rectificar rumbos y poner a la Policía Nacional en condiciones de cumplir acabadamente con su rol de brindar seguridad a la población.

Comparte esto en tus redes