Cerca de 30.000 personas votaron el sábado en las elecciones de jóvenes del Partido Colorado (PC). Sus votos asegurarán 100 lugares en la Convención Nacional y dos en el Comité Ejecutivo Nacional de esa fuerza política. Adrián Peña, secretario general del PC, dijo a la diaria que su evaluación de las elecciones es “muy positiva”, ya que cuando asumió su cargo, en junio, por la situación del partido –el anuncio del retiro de la política de Pedro Bordaberry y los números bajos en las encuestas de intención de voto– “muchos planteaban no hacerlas”. “Pero los jóvenes se movilizaron y nos plantearon que ellos querían hacerlas, y que entendían que era necesaria la renovación de los jóvenes como está establecida en la carta orgánica, y le dimos para adelante”, señaló Peña. Agregó que fue una elección “mucho menos sectorizada” que otras y con “menos correlación directa con las figuras nacionales”, por lo que, a su juicio, “fue más de los jóvenes”.

Los pronósticos iniciales que manejaban en el PC esperaban cerca de 10.000 votos; Peña llegó a estimar 20.000, por eso se sorprendió con la cifra final, que es más alta, pero que, aun así, está lejos de los 50.000 votos de las elecciones de jóvenes de 2012. Peña subrayó que aquella fue una elección “muy polarizada”, ya que Bordaberry y José Amorín Batlle estaban lanzados como precandidatos a presidente, y los resultados tuvieron “una correlación casi directa con lo que luego fue la elección interna”.

Si bien todavía no están listos los números oficiales, Peña destacó que los departamentos en los que hubo más votos fueron Salto, Rivera, Canelones y Montevideo, con cerca de 6.000 votos en cada uno. Para el secretario general del PC, los números de los dos primeros departamentos no llaman la atención, porque allí el PC es fuerte y se suelen dar “elecciones buenas a todo nivel”, tanto internas como departamentales. De hecho, Rivera sigue siendo un “bastión colorado”: es el único departamento con un intendente del partido fundado por Fructuoso Rivera. Peña agregó que en los demás departamentos “la cuestión es muy complicada”, porque hay una “fuerte supremacía” del Partido Nacional (PN). No obstante, acotó que en algunos departamentos, como en Treinta y Tres (donde hubo apenas 207 votos) y San José (con 199), había lista única, por lo que no hubo competencia.

En tren de comparar, también están los números de las elecciones de jóvenes del PN, hechas a principios de setiembre, en las que se contabilizaron 68.000 votos. Peña destacó que “si las encuestas estuvieran bien”, las elecciones de jóvenes del PC deberían haber tenido 10.000 votantes, porque el PN supera en seis veces la intención de voto de los colorados. “Nuestra elección fue enfocada mucho más a la calidad que a la cantidad. Fue una elección muy garantista. Redujimos la cantidad de circuitos y de urnas móviles, y establecimos dobles controles en todos los locales, para que fuera una votación real”, indicó. Agregó que en las elecciones coloradas “tampoco hubo denuncias de que haya habido compra de votos o determinado tipo de intercambio”, en referencia a las capturas de pantalla de mensajes de WhatsApp que circularon por las redes sociales antes de las elecciones de jóvenes blancos, que mostraban supuestas intenciones de compra de votos. Peña acotó que él no sabe si efectivamente eso sucedió en las elecciones del PN, pero que con ese antecedente podría haberse dado en las de su partido, por eso se “esforzaron mucho” para cuidar que no pasara.

Por otro lado, el diputado Fernando Amado, líder de Batllistas Orejanos, dijo a la diaria que participó como candidato en las tres ediciones anteriores de elecciones de jóvenes (2007, 2010 y 2012) y que siente que la del sábado refleja mucho más “el espíritu con el que se idearon las elecciones juveniles”, porque no estuvo “tan contaminada con la lucha de sectores”, ya que hoy el mapa interno del PC es distinto, porque están surgiendo sectores nuevos y “no hay un liderazgo consolidado”. A su juicio, esta elección “fue mucho más de jóvenes de verdad que un vehículo para hacer un ranking de adultos”. Destacó que también ayudó que surgieran grupos que terminaron en listas independientes, “que no están cercanos a ningún eventual candidato”. Señaló que, de cerca de las 40 listas de Montevideo, alrededor de diez eran independientes. Por eso, para Amado, los resultados de la elección –que estarán listos dentro de diez días– “no son extrapolables a otro tipo de elección”.

Por último, Amado dijo que para él sería ”absolutamente imprudente” hacer un análisis comparando las elecciones de jóvenes blancos con las de los colorados, ya que el PN tiene “un piso electoral sólido” y es el primer partido de la oposición. “Hablando de estructuras, tiene sectores fuertes, 12 intendencias, más de 30 diputados, etcétera. La elección del PN sí tiene una motivación, que es legítima: la intención de dar una demostración de fortaleza, de movilización y de renovación, muy involucrada con un proceso, pensando que están apostando realmente a ser la alternativa en 2019”, finalizó.

El diputado Conrado Rodríguez, de Espacio Abierto (EA) –sector liderado por Tabaré Viera–, destacó a la diariaque la elección también le resultó “muy positiva”, porque el número de votantes fue el doble de lo que esperaba, lo que da la pauta de que “el partido está vivo y tiene un gran futuro por delante”. Agregó que tiene la expectativa de que Espacio Joven, que responde a EA “sea el sublema más votado de todo el país”, ya que sacaron una lista en casi todos los departamentos e hicieron “un gran esfuerzo”. Por último, señaló que “no es cierto que fue una elección en la que los jóvenes actuaron de forma diferenciada de los mayores”, por lo que cree que los sectores “jugaron un rol importante”. “El resultado final de la elección también va a ser importante, a mi juicio, porque va a ser una muestra de la fortaleza que tiene cada sector para poder emprender el camino hacia la próxima elección”, concluyó.

 

FUENTE: La Diaria – FOTO: Elección de jóvenes, el sábado, en la Casa del Partido Colorado. Foto: Federico Gutiérrez

Comparte esto en tus redes