Entrevista al diputado y secretario general del Partido Colorado Adrián Peña

— El Partido Colorado está en una situación en la que perdió a su máximo referente de las elecciones pasadas. Por lo tanto necesita un proceso de renovación y usted es parte de él. ¿Cómo ve ese proceso dentro del Partido?

— Bueno todavía es muy reciente la pérdida como candidato de Pedro Bordaberry, así que es algo… es un proceso que se está iniciando. Veo que hay muchas agrupaciones, que hay liderazgos incipientes y que hay posibles candidaturas. Todo eso está en transformación, es muy dinámico, la política de por sí es dinámica y hoy dentro del Partido se ven todos esos movimientos a nivel nacional, a nivel departamental… hay un clima en que se advierte claramente eso. Entonces, bueno, creo que hay un barajar y dar de nuevo, una reconfiguración de la situación política y creo que el próximo año va a definir esto determinadas candidaturas. Los liderazgos son cosas de más tiempo que necesitan una base más amplia, un liderazgo se construye con años y con trabajo, pero sí pienso que el año que viene tendremos una oferta interesante de candidatos.

— ¿Cuál cree que es la máxima garantía de que el Partido va a salir adelante en las próximas elecciones? ¿Cuál es la mayor fortaleza?

— Hay varias. Una es que el Partido tiene una fuerte presencia en todo el territorio nacional; eso para los partidos menores es muy difícil de lograr. Hoy el Partido por su historia y su trayectoria está presente en todo el territorio nacional, en los diferentes departamentos, en los diferentes barrios, en las diferentes villas… entonces esa es una potencialidad que tiene el Partido para luego de que aparezcan los candidatos reposicionarse rápidamente. También tiene un proceso de renovación generacional, hay mucho joven trabajando en lo que tiene que ver con las elecciones juveniles. Y luego la carga histórica, que siempre pesa: es un Partido que fundó al Uruguay y que lo ha gobernado la mayor parte de su tiempo y siempre a la corta o la larga esas cosas son buenas y creo que terminan ayudando a esa reconfiguración.

— ¿Qué candidatos ve perfilados para las próximas elecciones?

— Bueno, los que han mencionado que quieren serlo como el caso de Tabaré Viera y el caso de Amado, que ya han anunciado que van a ser candidatos. También anunció José Amorín que va a ser candidato, a su grupo cercano por lo menos se lo anunció, por lo cual calculo que en los próximos meses lo haga público. Y, bueno, siempre está la posibilidad de que aparezca algún candidato de los que hoy no están arriba de la mesa que pueden surgir como novedad. Siempre la novedad paga en política, renta, o sea que

sería una cosa buena para el Partido que tenga un candidato que hoy no está, por lo menos en los planes y en los planes a priori. Se habla sí de la posibilidad de que Ernesto Talvi sea candidato por el Partido, yo he hablado con él, nos interesa mucho que venga al Partido Colorado pero es una decisión que él tomará el próximo año; todavía no tenemos esa certeza pero hay una posibilidad también ahí. En esos nombres están centradas más o menos las expectativas de los colorados hoy.

— ¿Y usted mismo?

— No, yo no. Yo no porque hoy es otro rol, para empezar porque no creo que sean los tiempos. Yo tengo 41 años, en política es muy poco y además, con toda honestidad lo digo, no creo que tenga todavía la preparación para ser candidato a un cargo como la Presidencia por más que el Partido no vaya a ganar, como te dicen algunos: “Si igual no vas a ser presidente largate”, “porque sos joven”, esto, lo otro, aquello. No creo que sea el momento y aparte me tocó un rol que no estaba planificado, que es éste de la Secretaría General, que es de articulación entre todos. Entonces tienen que saber los demás sectores que en mí no hay un competidor, si yo no voy a ser alguien que vaya a pelear por ese lugar. Y eso asegura equilibrios a la hora de los que vayan a competir. Sí apoyaré a alguno y sí trabajaré por alguna otra cosa, pero no por esa candidatura en esta instancia.

— Pero usted esgrime el argumento de la juventud como una jugada en contra, ¿no es la juventud y la novedad un argumento a favor?

— Bueno, es a favor. Es a favor pero también creo que tiene que haber una… una madurez de uno como político para enfrentar determinados desafíos y creo que todavía no están dadas las condiciones para que eso se dé. Son en definitiva decisiones que tampoco dependen sólo de uno, hay muchas cosas que involucran una decisión de ese tipo, pero seguro no es mi tiempo, éste. Porque me ha tocado encarar otras cosas y las he asumido sabiendo que limitaba otras posibilidades.

— Se habla de que los votantes típicos del Partido son viejos y que la renovación suele pasar por la izquierda ¿qué estrategia ve para poder captar a los jóvenes votantes?

— Bueno, es todo un desafío. Es verdad que las generaciones mayores son donde están la mayor cantidad de los votantes colorados, entonces tenemos que tener estrategias diferenciales para atraer a jóvenes hacia el Partido Colorado. Yo creo que la propuesta debe ser una propuesta renovadora, que tiene que ser atractiva, hay que hablarle a los gurises del Uruguay de los próximos 30 años y no sólo de historia. Si bien nuestro partido tiene una gran carga y un gran peso histórico hay que hablarles de esos temas que les preocupan, que tienen que ver con su vida y que tienen que ver con su futuro. Entonces ahí ha estado un poco el error del Partido me parece, un poco en la estrategia de comunicación. Luego, tratar de ir participando de ámbitos donde están los jóvenes. El trabajo en las universidades y el tratar de que los jóvenes participen de las elecciones por ejemplo, que se está logrando y se está volviendo a eso, es fundamental porque hace que tengamos militancia en los lugares donde los jóvenes están. Y hay que ir permeando en esos ámbitos que son de estar cerca de los jóvenes. También creo que

hoy hay que aprovechar mucho las nuevas herramientas, el análisis de Big Data, el trabajo, el saber en qué están los jóvenes, qué les preocupa… hay todo una cuestión de desarrollo y de nuevo trabajo en materia política que ha cambiado muchísimo, que es muy diferente no al de hace 50 años: es muy diferente al de hace cinco años, al de hace diez años. Y hoy creo que todas esas herramientas el Partido las tiene que ir incorporando para tratar de sacar un mensaje que además debe ir segmentado a esos jóvenes. Yo creo que allí está un poco la base de lo que pueda venir.

— Usted habla de menos pasado y más futuro. ¿Cuál es según usted la proyección a futuro del Partido Colorado?

— Y depende de eso. Yo creo que es algo a ir construyendo: en la medida que nosotros convoquemos gente, en la medida que vengan jóvenes, en la medida que venga nueva gente al Partido la agenda del futuro se va a ir definiendo. Es decir, son ellos los que tienen darle la impronta. Ahora nosotros hacemos todo este trabajo de elecciones juveniles con el eslogan “La generación del cambio”. La idea es que se genere, justamente, un grupo de personas, un colectivo de jóvenes que sean capaces de cambiar la realidad. Seguramente muchas de esas cosas no están definidas aún, se van a ir definiendo en la medida que los jóvenes comiencen a participar y comiencen a adueñarse de las decisiones, a tomar las decisiones y a marcar ellos mismos qué rumbo va tomando el Partido. Uno desde su lugar puede tener determinada proyección o determinada visión de hacia dónde vienen las cosas, pero seguramente esto es algo que está para construir y que es la oportunidad que tiene el tiempo éste de hoy, en que el Partido está en un momento en el llano, digamos, electoral, genera esas oportunidades. Genera la oportunidad de… precisamente, de construir en base a principios, a valores que ya tenemos, una cosa nueva.

Por Juan Andrés Sainz, realizada el 1/9/2017
Foto: El Observador – L.Carreño | Adrian Peña, secretario general del Partido Colorado

Comparte esto en tus redes