En el año 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas expresó: “Consciente  que el síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud” y “ Recordando que el acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona”, designó el 21 de marzo como DIA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN.

En su declaración nos recuerda que las personas todas tienen derecho a disfrutar de una vida plena y digna, en condiciones que “aseguren su dignidad, fomenten su autonomía y faciliten su participación activa en la comunidad y su goce pleno de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en igualdad de condiciones con las demás personas…”

La designación de esta fecha no pretende otra cosa que aumentar nuestra conciencia sobre la condición de estas personas y recordar que también ellas contribuyen en el desarrollo de sus respectivas comunidades, tienen derecho a ser oídas y ser libres en tomar sus propias decisiones.

El lema escogido este año, ‘Soy auténtico’” tal vez solo pretenda demostrar que cuando ellos nos hablan lo hacen desde el corazón, con total inocencia… lo que los hace únicos y auténticos.

Comparte esto en tus redes